Certificación WELL: Viviendas Saludables para Vivir Mejor

Certificación WELL: Viviendas Saludables para Vivir Mejor

Las nuevas tendencias buscan aportar mejores condiciones a las personas para que su calidad de vida sea cada vez más alta.

Y las nuevas visiones buscan ser cada día más integrales, teniendo en cuenta a las personas pero también al entorno donde se desenvuelven y el impacto que sus acciones puedan tener sobre el mundo.

Por ejemplo el estándar Passivhaus está pensado para asegurar que las casas sean energéticamente eficientes, lo que asegura un menor impacto ambiental pero también mejora la calidad de vida cuidando la calidad del aire, por ejemplo.

 

Los espacios interiores deben adecuarse

Diversos estudios demuestran que el aire en el interior de las viviendas puede estar mucho más contaminado que el del exterior, y si tenemos en cuenta que hoy día la mayoría de las personas pasan mucho más tiempo en espacios interiores que en exteriores, vemos que los factores de riesgo para las personas han aumentado con los años.

 Pero no es solamente el aire lo que nos afecta en nuestras casas y oficinas, también la iluminación, los ruidos, los desniveles o el mobiliario, por citar algunos de los factores que tienen incidencia directa o indirecta en nuestra salud y cómo nos sentimos.

Por ello si se quiere tener una visión más amplia de la situación se debe tener en cuenta no solamente aspectos de eficiencia energética, sino también las otras condiciones posibles que nos afectan.

Certificación WELL

 

Una visión más completa sobre la salud

Por todo ello han ido apareciendo nuevas maneras de evaluar la calidad de una edificación, partiendo de cómo la edificación nos proporciona confort en diferentes puntos de vista.

Estas nuevas evaluaciones incluirán no solamente el uso de la energía, también el manejo de la contaminación sónica, la calidad del aire que se respira en el interior, la emisión de compuestos volátiles orgánicos, el manejo de la iluminación y cómo afecta a los ciclos biológicos de las personas… inclusive se debe puede tener en cuenta la alimentación de las personas y cómo disfrutan de los espacios de esparcimiento y descanso. Es decir que se busca un confort integral para los habitantes de una vivienda.

La Certificación WELL

Para cubrir la necesidad de esta evaluación integral, desde hace algunos años se ha diseñado e implementado un estándar conocido como WELL Building Certification, una certificación integral que valora principalmente la salud y bienestar de las personas que ocupan una edificación o vivienda.

Esta valoración se divide en siete conceptos y se fija en más de 500 puntos que se deben seguir para lograr uno de los tres niveles de certificación: Plata, Oro y Platino. En su versión 2 (que aún está en versión piloto) pasará a enfocarse en 10 conceptos, lo que pretende una evaluación aún más completa y general.

Certificación WELL

 

Los 7 conceptos de la Certificación WELL

Los conceptos que la certificación WELL evalúa son:

  • El Aire: la calidad del aire es importante en esta evaluación (al igual que en el estándar Passivhaus), por ello se procura instalar filtros purificadores u otros mecanismos. En algunos casos se alcanzan niveles tan elevados como los que se consiguen en hospitales.
  • El Agua: por ejemplo con duchas que integran difusores de vitamina C para que el baño también fortalezca la salud. Es una de las tendencias y mejoras que valora esta certificación.
  • La Nutrición: El concepto integral del estándar incluye la valoración del consumo y la nutrición de las personas como parte de la calidad de su edificación.
  • La Iluminación: Una iluminación que sea intensa por las mañanas y que por las tardes sea más suave, va de la mano con los ciclos circadianos naturales del cuerpo. Y mientras más natural sea la iluminación será mejor para la salud.
  • Bienestar físico: La movilidad y la accesibilidad dentro de la edificación es uno de los aspectos que se consideran. Hay experiencias donde incluso se construyen suelos que contribuyen a una buena postura del cuerpo, por citar un ejemplo.
  • Confort: Espacios cómodos, acceso a los recursos necesarios, comodidad para el descanso o el esparcimiento, minimizar los ruidos molestos o elevados, son algunos de los puntos que se valoran para calificar el confort dentro de la vivienda.
  • Mente: un espacio donde las personas se puedan relajar, que minimice el estrés, cause sensaciones placenteras a quienes habitan el edificio.
Certificación WELL

Como vemos estos conceptos van mucho más allá de la simple valoración de eficiencia, porque en su conjunto aseguran de forma integral que las personas tendrán un elevado estándar de vida. En la versión 2 se incluyen como aspectos, el sonido, la comunidad y los materiales.

 El concepto WELL ha ido creciendo con el tiempo y viene ganando espacios. Ya está presente en más de 55 países y se han certificado a nivel global más de 40 millones de metros cuadrados, por lo que seguro se consolidará como una alternativa para certificar la calidad de las viviendas y la calidad de vida en su conjunto.

Bueno, espero que os haya gustado este post sobre la Certificación WELL: Viviendas Saludables Para Vivir Mejor: 

Compártelo en tus redes sociales. Crecerás y así tus seguidores verán que tienes mucho interés en mantenerlos informados.

 

Muchas gracias a todos por seguirnos.

Hasta pronto!!

 

consultoría Passivhaus

¿Tienes dudas y no sabes por donde empezar con el proyecto de la Casa de Tus Sueños?

Te ofrezco una sesión estratégica conmigo por videoconferencia, y podrás resolver todas tus dudas, sin ningún compromiso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.