Ventilación en Casas Pasivas

Ventilación en Casas Pasivas

Entre los elementos a los que se ha prestado especial atención en el diseño del estándar Passivhaus por parte del Passivhaus Institute hay que destacar el tema de la ventilación.

La ventilación juega un rol primordial en el concepto ya que parte importante de su objetivo se dirige a controlar las condiciones internas y separarlas de las externas, además de aprovechar la energía que el entorno puede aportar para minimizar el consumo en fuentes tradicionales.

El intercambio de aire entre el interior y el exterior es una fuente de intercambio de energía que no se puede obviar en una ventilación de casas pasivas.

 

La importancia de un aire saludable

Uno de los grandes objetivos del diseño Pasivo es proveer a las edificaciones de un ambiente confortable y saludable, con aire de calidad, sin humedad u olores desagradables que contribuyan a la sensación de bienestar de quienes hacen vida dentro de los espacios. Todo en aras del beneficio de la salud.

Esto requiere que el aire en todas las estancias sea renovado o purificado continuamente para evitar el aire viciado, pero al mismo tiempo tiene importantes desafíos técnicos ya que al expulsar aire que ya ha sido adecuado a las condiciones de una estancia se está perdiendo la inversión energética realizada., de ahí la importancia de la ventilación en casas pasivas.

Por eso se considera que los sistemas de ventilación son uno de los elementos activos de este tipo de condiciones, uno de los pocos en los que se debe invertir energía para asegurar la calidad del ambiente, en una Casa Pasiva.

 

Sistemas de Ventilación Pasivo

Existen dos sistemas primordiales de ventilación pasiva: el estrictamente pasivo basado en las corrientes de aire que se puedan generar dentro de las edificaciones y por intercambio con el exterior, y los sistemas de ventilación mecánica mucho más eficientes y que permiten un mejor control del intercambio y uso de la energía.

 

La ventilación pasiva extríctamente hablando, utiliza entradas y salidas de aire ubicadas en puntos estratégicos de la vivienda, con filtros que limpian el aire de entrada. También permite abrir ventanas para aprovechar las corrientes naturales, sobre todo por las noches de verano. Tiene como punto en contra el hecho de que depende mucho de las condiciones externas, es difícil mantener la hermeticidad de las estancias porque una ventana abierta representa un flujo muy grande, y el intercambio de energía es difícil de controlar.

Además la calidad del aire no puede asegurarse si las entradas no están provistas de filtros purificadores, en la ventilación de casas pasivas. Sin embargo en ciertas ubicaciones geográficas donde las condiciones externas e internas no sean muy diferentes y el aire exterior tenga una calidad alta, puede ser una solución adecuada por su bajo coste y el aprovechamiento ambiental.

Por otra parte los sistemas más extendidos dentro de la construcción pasiva son los mecánicos. En estos el aire se hace circular de forma mecánica, lo que requiere una mínima inversión de energía pero que se ve compensado por el mayor control de las condiciones internas de la edificación, además de que permite asegurar el aire.

El principio básico es diseñar el sistema con una serie de conductos que extraigan el aire de las habitaciones húmedas como baños, cocina o lavaderos para renovarlo, mientras que otros conductos puedan incorporar aire limpio  fresco a las estancias secas y habitables como salón, habitaciones o comedor. Este sistema permite controlar mejor la cantidad de aire que entra a la vivienda,. Además, incorporan unos filtros para que pueda limpiar el aire partículas y agentes nocivos, y de este modo, garantizar la calidad del aire que introducimos en la vivienda. 

 

La recuperación de calor en la ventilación pasiva

Por supuesto, como el estándar Passivhaus se enfoca en el ahorro energético, no tendría sentido expulsar de las construcciones un aire ya acondicionado a una temperatura, es decir un aire en el que se ha invertido una cantidad de energía, y simplemente remplazarlo por aire nuevo para comenzar todo el esfuerzo de nuevo.

Por ello se han ideado los sistemas de recuperación de calor, que suelen ser dispositivos utilizados para que el aire que entra y el que sale de la edificación intercambien calor y aseguren un mejor uso del esfuerzo.

Si la temperatura externa es menor que la interna, el recuperador de calor servirá para que el aire antes de salir ceda su calor al aire de refrescamiento. Según el tipo de recuperador se puede aprovechar entre el 50% y el 90% de la energía, pero un recuperador Passivhaus debe garantizar un rendimiento mínimo del 75%, para que pueda ser incluido en una Casas Pasiva Certificada. Aunque los recuperadores certificados actuales no bajan sus rendimientos del 80%.

En caso de que la temperatura externa sea mayor que la interna el proceso será el inverso, el aire que entra cederá su calor, y cuando llegue a la estancia tendrá una temperatura más confortable. De esta manera se evita tener que hacer uso de sistemas de climatización tradicionales.

Tipos de recuperadores de calor

Hay tres tipos de recuperadores de calor:

  •         Por flujo cruzado, donde los conductos están colocados uno perpendicular al otro.
  •         Por flujo paralelo, que asegura un mayor tiempo de interacción térmica entre los ductos.
  •         Por flujo rotativo, que requieren un motor y son mucho más elaborados (y menos eficientes).

Por supuesto todas estas consideraciones buscan asegurar un ambiente óptimo para los usuarios, con un mínimo consumo de energía. La combinación de una alta hermeticidad con un sistema de ventilación eficiente nos asegurará lograr nuestro objetivo de confort y ahorro energético.

Hasta pronto.

3 comentarios en “Ventilación en Casas Pasivas”

  1. Muy interesante. ?Para estancias interiores que valores de temperatura, humedad, dióxido de carbono, etc. considerais adecuado, los de la O.M.S., HEPA…? Tenéis valores de referencia propios?

    • Hola, Fernando.

      Los edificios Passivhaus renuevan TODO el volumen del aire interior de la vivienda constantemente, al menos cada 3 horas. Por lo que no permite que se concentre ni CO2, Vapor de agua, COVs…etc. Además con los filtros en la toma de aire exterior, evitamos la entrada de partículas nocivas, polución,polvo, virus, bacterias…etc. Por lo que la calidad del aire, es espectacular. Esta es otra de las grandezas del Passivhaus.

  2. Muchas Gracias Vanessa.
    Efectivamente si hubiese construido finalmente mi casa habría optado por este sistema a pesar de la limpieza y calidad del aire del lugar donde voy a vivir.
    Valoraré en el futuro cuando tenga la casa nueva la posibilidad de mejorar la eficiencia energética y también de instalar paneles solares de última generación.

    Un cordial saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola.¿ Qué tal estás?
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by