ABC de las Casas Pasivas

ABC de las Casas Pasivas

Las Casas Pasivas, es decir las casas que cumplen el estándar Passivhaus vienen ganando espacio en la preferencia de las personas desde hace algunos años. Tienen muchas ventajas asociadas enfocadas en el ahorro de energía y el uso racional de la misma, pero sus estándares son sumamente exigentes por lo que la Construcción de Casas Pasivas debe hacerse cuidando todos los detalles, desde la generación de la idea hasta la entrega final.

Este artículo resume de forma breve algunos de los puntos a tener en cuenta en el diseño, y por tanto el ABC de las Casas Pasivas:

La orientación

En general las Casas Pasivas se construyen siguiendo un eje este-oeste, con las paredes frontales formando un ángulo de aproximadamente 30o hacia el sur (esto para el caso del hemisferio norte). El tema de la orientación es vital para asegurar el máximo aprovechamiento de las condiciones del terreno, principalmente la luz solar.

La forma del edificio

La relación entre el área de la superficie externa y el volumen de la edificación, es decir la relación A/V o compacticidad de la edificación será uno de los puntos determinantes del consumo eficiente de un edificio o Casa Pasiva.

Es mucho más fácil alcanzar los estándares de Passivhaus con un gran edificio que con una pequeña casa, ya que al tener una relación A/V mayor las casas pequeñas son más difíciles de aislar adecuadamente. Además de la relación mencionada, será por supuesto más difícil trabajar con formas irregulares que con edificaciones de formas geométricas simpĺe.

Los valores U de los materiales

Se llaman valores U a la capacidad aislante de los materiales que se utilizan en la construcción.

En las Casas Pasivas estos deben tener excelentes valores para que permitan alcanzar los valores de exigencia estándar, ya que el aislamiento del envolvente del edificio o casa es uno de los puntos más importantes que se deben cuidar en estas construcciones.

El Tipo de construcción

Hoy en día hay alternativas de todo tipo para la construcción pasiva: prefabricado, madera, acero, paneles al vacío, albañilería tradicional y muchas otras.

Por supuesto también se utilizan procesos híbridos que aprovechan dos o más de las técnicas existentes. Todo depende del tipo de proyecto y de la propuesta arquitectónica que se realice.

Los llamados Puentes térmicos

Los lugares donde están en contacto dos materiales diferentes, o aquellos puntos geométricos donde un mismo material presenta una junta o unión, son lugares donde en general se presenta una mayor conducción y pérdida de calor.

Estos puntos son los puentes térmicos y en el diseño pasivo es de vital importancia tener cuidado y minimizar su efecto. Por ello en general se busca que la superficie externa del edificio elimine y evite, en la medida de lo posible, estas pérdidas.

Hermeticidad del aire

Evitar y controlar el flujo de aire entre el interior y el exterior de una Casa Pasiva es una de las características que diferencian a estas edificaciones de la llamada construcción tradicional.

En general este trabajo también se logra cuidando la envolvente para que el edificio sea lo más hermético posible, sin pérdidas no deseadas. Un alto valor en la hermeticidad asegura mínimas pérdidas de calor por intercambio no deseado de aire entre el interior y el exterior.

El papel de la luz solar

Uno de los puntos más relevantes, del ABC de las Casas Pasivas, es el aprovechamiento de la energía natural para asegurar el clima idóneo en la edificación, al tratarse una Construcción Pasiva.

El apropiado uso de la luz y calor solar y por supuesto de las sombras, asegurará la máxima utilidad con el mínimo consumo externo. Las fachadas de cristal son uno de los elementos. Típicamente en Europa las fachadas sur de los edificios maximizan el área acristalada, mientras que las fachadas norte tienden a minimizarlas. Pero esto también depende de la ubicación, no es igual en España que en Dinamarca. En España, dependiendo de la zona geográfica, puede ser contraproducente maximizar la  orientación Sur. 

Hoy en día existen paneles o ventanas de alta tecnología que permiten aprovechar mejor la luz y energía sin que la superficie acristalada tenga que ser tan extensa.

Ventilación mecánica con recuperación de calor

Son los sistemas que aseguran la circulación dentro de la casa, además de la calidad del aire que se mantiene en las habitaciones. El flujo de aire es cuidadosamente controlado y como la estanqueidad debe ser alta se necesita un sistema mecánico que asegure la renovación del aire al interior de la construcción.

Pero es vital que el esfuerzo realizado para aclimatar el aire en el interior no se pierda al cambiar aire con el exterior, por lo que un sistema de recuperación de calor mejorará la eficiencia al aprovechar este calor y cederlo al aire nuevo.

Este es uno de los sistemas imprescindibles en el ABC de las Casas Pasivas. 

Generación y demanda de energía

Ya que la demanda de energía es cuidadosamente controlada en el estándar Passivhaus, los equipos que se utilicen deben ser de bajo consumo, y esto debe tenerse en cuenta en el diseño.

Además muchas edificaciones pasivas incluyen sistemas de generación y aprovechamiento de energía (por ejemplo paneles de energía solar) que les permiten disminuir la demanda a las redes de distribución tradicionales, llegando en algunos casos incluso a la autogeneración total de lo que requieren. De esta forma el ahorro a largo plazo en consumo de energía supera con creces la inversión realizada en la construcción.   

Sigue aprendiendo sobre las Casas Pasivas, un interesante mundo dentro del diseño y la construcción moderna con grandes ventajas para las personas y el planeta.

Las Casas Pasivas, es decir las casas que cumplen el estándar Passivhaus vienen ganando espacio en la preferencia de las personas desde hace algunos años. Tienen muchas ventajas asociadas enfocadas en el ahorro de energía y el uso racional de la misma, pero sus estándares son sumamente exigentes por lo que la Construcción de Casas Pasivas debe hacerse cuidando todos los detalles, desde la generación de la idea hasta la entrega final.

Este artículo resume de forma breve algunos de los puntos a tener en cuenta en el diseño, y por tanto el ABC de las Casas Pasivas:

La orientación

En general las Casas Pasivas se construyen siguiendo un eje este-oeste, con las paredes frontales formando un ángulo de aproximadamente 30o hacia el sur (esto para el caso del hemisferio norte). El tema de la orientación es vital para asegurar el máximo aprovechamiento de las condiciones del terreno, principalmente la luz solar.

La forma del edificio

La relación entre el área de la superficie externa y el volumen de la edificación, es decir la relación A/V o compacticidad de la edificación será uno de los puntos determinantes del consumo eficiente de un edificio o Casa Pasiva.

Es mucho más fácil alcanzar los estándares de Passivhaus con un gran edificio que con una pequeña casa, ya que al tener una relación A/V mayor las casas pequeñas son más difíciles de aislar adecuadamente. Además de la relación mencionada, será por supuesto más difícil trabajar con formas irregulares que con edificaciones de formas geométricas simpĺe.

Los valores U de los materiales

Se llaman valores U a la capacidad aislante de los materiales que se utilizan en la construcción.

En las Casas Pasivas estos deben tener excelentes valores para que permitan alcanzar los valores de exigencia estándar, ya que el aislamiento del envolvente del edificio o casa es uno de los puntos más importantes que se deben cuidar en estas construcciones.

El Tipo de construcción

Hoy en día hay alternativas de todo tipo para la construcción pasiva: prefabricado, madera, acero, paneles al vacío, albañilería tradicional y muchas otras.

Por supuesto también se utilizan procesos híbridos que aprovechan dos o más de las técnicas existentes. Todo depende del tipo de proyecto y de la propuesta arquitectónica que se realice.

Los llamados Puentes térmicos

Los lugares donde están en contacto dos materiales diferentes, o aquellos puntos geométricos donde un mismo material presenta una junta o unión, son lugares donde en general se presenta una mayor conducción y pérdida de calor.

Estos puntos son los puentes térmicos y en el diseño pasivo es de vital importancia tener cuidado y minimizar su efecto. Por ello en general se busca que la superficie externa del edificio elimine y evite, en la medida de lo posible, estas pérdidas.

Hermeticidad del aire

Evitar y controlar el flujo de aire entre el interior y el exterior de una Casa Pasiva es una de las características que diferencian a estas edificaciones de la llamada construcción tradicional.

En general este trabajo también se logra cuidando la envolvente para que el edificio sea lo más hermético posible, sin pérdidas no deseadas. Un alto valor en la hermeticidad asegura mínimas pérdidas de calor por intercambio no deseado de aire entre el interior y el exterior.

El papel de la luz solar

Uno de los puntos más relevantes, del ABC de las Casas Pasivas,  de la Construcción Pasiva es el aprovechamiento de la energía natural para asegurar el clima idóneo en la edificación, al tratarse 

El apropiado uso de la luz y calor solar y por supuesto de las sombras, asegurará la máxima utilidad con el mínimo consumo externo. Las fachadas de cristal son uno de los elementos. Típicamente en Europa las fachadas sur de los edificios maximizan el área acristalada, mientras que las fachadas norte tienden a minimizarlas. Pero esto también depende de la ubicación, no es igual en España que en Dinamarca.

Hoy en día existen paneles o ventanas de alta tecnología que permiten aprovechar mejor la luz y energía sin que la superficie acristalada tenga que ser tan extensa.

Ventilación mecánica con recuperación de calor

Son los sistemas que aseguran la circulación dentro de la casa, además de la calidad del aire que se mantiene en las habitaciones. El flujo de aire es cuidadosamente controlado y como la estanqueidad debe ser alta se necesita un sistema mecánico que asegure la renovación del aire al interior de la construcción.

Pero es vital que el esfuerzo realizado para aclimatar el aire en el interior no se pierda al cambiar aire con el exterior, por lo que un sistema de recuperación de calor mejorará la eficiencia al aprovechar este calor y cederlo al aire nuevo.

Este es uno de los sistemas neurálgicos del diseño y funcionamiento de una Casa Pasiva.

Generación y demanda de energía

Ya que la demanda de energía es cuidadosamente controlada en el estándar Passivhaus, los equipos que se utilicen deben ser de bajo consumo, y esto debe tenerse en cuenta en el diseño.

Además muchas edificaciones pasivas incluyen sistemas de generación y aprovechamiento de energía (por ejemplo paneles de energía solar) que les permiten disminuir la demanda a las redes de distribución tradicionales, llegando en algunos casos incluso a la autogeneración total de lo que requieren. De esta forma el ahorro a largo plazo en consumo de energía supera con creces la inversión realizada en la construcción.   

Sigue aprendiendo sobre las Casas Pasivas, un interesante mundo dentro del diseño y la construcción moderna con grandes ventajas para las personas y el planeta.

consultoría Passivhaus

¿Tienes dudas y no sabes por donde empezar con el proyecto de la Casa de Tus Sueños?

Te ofrezco una sesión estratégica conmigo por videoconferencia, y podrás resolver todas tus dudas, sin ningún compromiso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.