Un caso de éxito: La nueva vida de Laura y José en una vivienda Passivhaus

Hoy os voy a contar un caso real de como el Passivhaus, no solo ha conseguido que una familia ahorre en calefacción, sino que  realmente ha transformado de una forma muy positiva, la vida de todos los miembros de una familia, que, un buen día, decidió construirse una vivienda Passivhaus.

Este es el caso concreto de Laura, y José.

Laura, estaba cansada de vivir en una casa mal construida, mal aislada, donde oye a toda horas, los tacones de la vecina de arriba, el ronquido del vecino de alado, y los ladridos del perro de abajo.

Se planteó que con el dinero que puede sacar por la venta de la casa, y un poco más, se haría la casa de sus sueños, más aislada  y con más espacio para todos.

Estuvo mirando en internet fotografías de casas, webs de arquitectos de la zona y finalmente contactó conmigo…. para que le diera una oferta.

Me decía que lo que más miedo le da… son los gastos de calefacción, que en invierno, para una casa grande, pueden ser muy altos, pudiendo desequilibrar su estabilidad financiera alguna vez.

Les informé sobre el Estandar Passivhaus, y… le gustó  Quería hacerse una casa de 200 m2, y le dije que en vez de gastarse 2000 €/año de calefacción, podría reducirse a 200-300€/año, garantizando una temperatura mínima de 20 ºC.

Le adelanté que su vivienda aumentaría el coste entre un  5-10% respecto a una vivienda CTE, pero que  ese sobrecoste se amortizaría en 5 años, y que a partir de ahí, tendría un ahorro entorno a 1700 €/año,  que tendrían disponible para cualquier cosa…..

Además, la vivienda sería más confortable, a nivel térmico, acústico y de calidad del aire interior, mejorando la salud de sus habitantes inmediatamente. Dado que en una Passivhaus, se vive, duerme y se estudia mucho mejor que en una vivienda convencional.

 

Convencidos por las ventajas respecto a una construcción según la normativa actual, se puso en mis manos….y nos pusimos con el proyecto, para la construcción de su vivienda Pasisvhaus.

Durante el proceso de construcción, hubo algún problemilla con el constructor , de su vivienda Passivhaus,  porque no entendía como había cosas que se hacían de forma distinta….. pero al final. Se terminó la obra.

Laura, y José, su marido, se fueron a vivir a la nueva casa….. muy contentos e ilusionados.

Lo primero que notaron fue una sensación de confort, y tranquilidad…. ( esto es lo primero que compruebas de una vivienda Passivhaus)

Esa primera noche, Laura consiguió dormir toda la noche seguida…. Cosa que no hacía desde hacía 8 años,  que es cuando nació Pedro, su primer hijo. Y que al levantarse, la casa no olía a “cerrado”, por lo que no tenía la necesidad de ventilar, y por tanto, tirar el calor que había en la casa.

Laura va más feliz al trabajo, duerme mucho mejor, y ha podido dejar los somníferos que tomaba, para conseguir dormir.

A su marido ya no le despierta por las noches 3-4 veces, a causa del insomnio que tenía , por lo que en el trabajo ha aumentado su rendimiento y esto le ha supuesto un aumento de sueldo.

Sus hijos han dejado de suspender, al aumentar la concentración en el estudio,  y por tanto ha mejorado su rendimiento académico.  Ya no tienen que ir a clases particulares, y tienen más tiempo  para el juego.

Además, Pedro, su hijo menor, que tenía asma, ha mejorado mucho su salud, y por fín,  ya puede ir con los Scouts de su colegio a acampadas y excursiones en el campo, porque su salud ha mejorado,  pudiendo estar con sus amigos más tiempo.

 

Y... por si fuera poco; Laura y José, están planeando las vacaciones de este verano con mucha ilusión, porque por fin podrán ir todos, gracias a que los gastos mensuales de mantenimiento (luz, agua, calefacción) de la vivienda se ha reducido drásticamente, por lo que ha podido ahorrar dinero mes a mes.

 

Como veis, todo son ventajas, en un vivienda Passivhaus.

 

Pero.............  ¿Te has planteado, cual hubiera sido la vida de Laura y José, si  su casa no hubiera sido diseñada bajo el estándar Passivhaus? 

 

Esto es lo que les hubiera ocurrido:

Si hubieran contratado a un arquitecto CTE,  la casa  tendría una hipoteca energética…. Teniendo que  destinar parte de su sueldo a los gastos de calefacción…. Entorno a 1500 €/año

La ventilación sin filtro, ni silenciadores, introduce ruidos y partículas dentro de la vivienda como polvo, ácaros y polen…… que empeoran la calidad de vida sus los habitantes.

Pedro sigue con su asma, teniendo que destinar en torno a 300 €/años, a medicamentos contra esta enfermedad, que lo único que hace es tapar los síntomas, no curarle.

A  Laura, no le gusta la entrada de aire frío por las rejillas de las ventanas, por lo que las ha tapado. Cortando la ventilación de la vivienda. Esto está generando altas concentraciones de CO2, que deriva, en dolores de cabeza, falta de concentración para el estudio,  y dificultades para conciliar el sueño.

Además, la acumulación de vapor de agua, está generando mohos de concentración, en los techos de la cocina y baño, por lo que  tiene que mandar a un pintor para que lo quite cada año. Esto supone un gasto anual de 600 €.

Ernesto sigue suspendiendo por falta de concentración, por lo que le llevan a clases particulares, su gasto anual es del 990 € año

Total, el gasto anual se les hubiera incrementado 3590 €/año, siendo la calidad de vida de su familia, mucho peor.

Laura duerme mal,  José no descansa,  Pedro sigue con sus ataques de asma.... en su casa están apareciendo patologías por falta de ventilación como es el moho de condensación..... y Ernesto ha empeorado su expediente académico.

 Así que, .....

¿Todavía necesitas más razones, para construir una vivienda Passivhaus?

3 comentarios en “Un caso de éxito: La nueva vida de Laura y José en una vivienda Passivhaus

  1. Hola Vanesa.
    Realmente una descripción de lo que de alguna forma cuentas todos aquellos que comienzan a disfrutar de su vida en una casa construida bajo estándar PassivHaus. Gracias por tu difusión.

Deja un comentario