Síndrome de la ventana rota

Síndrome de la ventana rota

Vivir en comunidad siempre es un gran desafío. Las ciencias sociales estudian, entre otras cosas, cómo los grupos gestionan el manejo de las normas y el cumplimiento de las leyes. Entre las muchas teorías que se han desarrollado para explicar diferentes aspectos de la convivencia, hoy vamos a comentar la llamada Teoría de la Ventana Rota.

 

Los antecedentes de la teoría  del síndrome de la ventana rota

En el año 1969 el profesor Philip Zimbardo dirigió un experimento de psicología social, en el que abandonó dos coches en sectores y barrios totalmente diferentes. Uno fue abandonado (y rápidamente destrozado por el vandalismo) en un área pobre y normalmente violenta de la ciudad de Nueva York. El otro vehículo, fue abandonado en una zona económicamente alta de Los Ángeles. El segundo coche se mantuvo durante una semana intacto, sin cambios.

Pero el experimento se llevó más allá…

El  profesor y su equipo decidieron romper una de sus ventanas. Entonces se desencadenó un proceso de vandalismo prácticamente igual al de Nueva York.

 

La Teoría del síndrome de la Ventana Rota

Este antecedente permitió a los profesores James Q. Wilson y George L. Kelling formular la Teoría del Síndrome de la Ventana Rota. Según su teoría, publicada en el año 1982, la existencia de ligeras violaciones de las normas y leyes, delitos “menores”, actitudes antisociales o simplemente desorden, crea un ambiente donde poco a poco van apareciendo delitos o crímenes cada vez más graves.

Es un círculo vicioso que se refuerza cada vez más, y donde la sociedad asciende en una espiral de violencia y anarquía de peores consecuencias en el tiempo.

Si en una casa abandonada se rompía el vidrio de una ventana, en pocos días los vándalos habrían roto el resto de las ventanas. Además, con el tiempo, seguramente habrían entrado, se habrían establecido allí, y a la larga esto haría que el resto de las personas evitaran pasar por el lugar.

Si en una calle que está limpia se deja una bolsa de basura, al cabo de pocos días seguramente en el mismo sitio se encontraría todo un basurero.

Para evitar estos problemas, los autores proponían un plan centrado en atacar las pequeñas violaciones a la norma y la ley. Por ejemplo la limpieza de las calles debía ser permanente, se debía eliminar los focos de suciedad, hacer las pequeñas reparaciones antes de que se convirtieran en problemas más complejos…

“Si el ambiente era más limpio y ordenado, si no existían ventanas rotas habría menos estímulos para el desorden”

Sindrome de la ventana rota coche

 

El momento estelar de la teoría de la ventana rota

En la década de los 90’s en la ciudad de Nueva York se conjugaron la elección del Alcalde Rudy Giuliani con el nombramiento de William Bratton como comisionado de policía. Ambos estuvieron fuertemente influenciados por la Teoría de la Ventana Rota e implementaron acciones en la ciudad basadas en ella: se realizó una profunda limpieza del metro de Nueva York durante varios años para eliminar los graffitis y pintadas, la policía fue más estricta con los controles, las multas y la vigilancia, se aumentaron los castigos para infracciones pequeñas, etc. De esta forma la sensación de orden fue en aumento y poco a poco las tasas de criminalidad empezaron a disminuir. Esto reforzó la idea de que la teoría estaba en lo correcto y se siguieron implementando nuevas acciones. Según algunas estadísticas al final de la gestión del Alcalde Giuliani la criminalidad había disminuido en un 40% con respecto a las existentes en el momento de iniciar su mandato.

Estos excelentes resultados en la ciudad de Nueva York popularizaron la teoría, que fue puesta en práctica también en otras ciudades y vivió una gran época dorada.

 

Aplicación de la teoría de la ventana rota a la rehabilitación urbana

Es evidente que en ciudades, barrios o zonas donde hay muchos delitos, criminalidad y vandalismo, asociados a otros problemas socioeconómicos, se va sufriendo un gran deterioro en todos los sentidos.

Esto está íntimamente unido a la rehabilitación de ciudades, barrios o zonas.

Si en un barrio hay una casa abandonada, con un cristal roto, en poco tiempo el deterioro será mucho mayor.

Lo mismo sucede en nuestras propias viviendas, que cuando algo se estropea o se rompe, lo sustituimos enseguida para evitar un problema, y un coste añadido, mayor.

Si tendemos a conservar en buen estado nuestra casa, el día a día y el futuro será positivo en cuanto a condiciones de habitabilidad confort se refiere.

Por eso “la ventana rota” está íntimamente relacionada con la rehabilitación de un espacio, zona, inmueble o barrio de una ciudad, para evitar la indeseada espiral de degradación. De ahí que la rehabilitación de espacios, casas, locales, viviendas… sea tan importante para nuestra higiene, descanso y habitabilidad.

sindrome de la ventana rota

Está claro es que esta teoría es acorde al sentido común, ya que un ambiente ordenado, respetuoso, limpio y organizado estimula el cumplimiento de la ley, cosa que es muy difícil de lograr si miramos a nuestro alrededor y lo primero que destaca en una fachada es una Ventana Rota…Bueno, espero que te haya gustado este post y si es así, me encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias a todos por seguirnos.

Hasta pronto!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola.¿ Qué tal estás?
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by